Yoduro de plata – Siembra de Nubes

El yoduro de plata, fórmula AgI, es un componente químico, utilizado en fotografía y medicina, y tiene propiedades antibacterianas, electrónicas, magnéticas, ópticas y catalíticas para una variedad de metales y semiconductores para diferentes usos. Pero es un compuesto muy tóxico y peligroso para la salud del planeta con efectos cancerígenos. El problema es su gran toxicidad y sus efectos tan dañinos para el humano.

Hoy en día a surgido una teoría de conspiración alrededor del ioduro de plata. Los teóricos de la conspiración sostienen que el yoduro de plata provoca lluvia, es mas, van aún más allá, el yoduro de plata controla el cambio climático. Este compuesto es utilizado para hacer llover o incluso utilizado para que no llueva. Resumiendo, detener la lluvia, provocar nevadas y minimizar los daños del granizo (antigranizo). ¿Es cierto todo esto?. ¿Cómo actúa el yoduro de plata en las nubes?

 

Yoduro de plata - Sembrado de nubes para hacer que llueva

 

Siembra de nubes – ¿Nos están fumigando?

En muchos medios de comunicación se han hecho eco de la noticia y del uso de las técnicas de siembra de nubes (cloud seeding).  Entre ellos programas especiales, en CUATRO televisión, como “nos están fumigando” de Cuarto Milenio con Iker Jiménez a la cabeza. Aquí tienes el enlace del programa. Además de medios informativos como las noticias de Telecinco.

¿Qué es el sembrado de nubes?

Es la introducción deliberada en las nubes de distintas substancias que actúan como núcleos de condensación o bien núcleos de hielo en un intento de inducir la precipitación. Si bien la práctica tiene muchos defensores, incluyendo funcionarios del gobierno nacional, estatal y provincial, ciertos meteorólogos y científicos atmosféricos cuestionan su eficiencia.

Los primeros ensayos con la siembra de nubes fueron efectuados en 1946 por el químico y meteorólogo estadounidense Vincent J. Schaefer, y desde ese momento se han efectuado desde aeroplanos, cohetes, cañones y generadores terrestres. Se han empleado muchas substancias, mas el dióxido de carbono sólido (hielo seco) y el yoduro de plata han sido los más eficaces; cuando se usan en nubes superenfriadas (compuestas de gotas de agua a temperaturas en negativo), forman núcleos cerca de los que se evaporan las gotas de agua. El vapor resultante se deposita en cristales de hielo, que se forman velozmente conforme las gotas de agua se adhieren. En las nubes a temperaturas sobre el punto de congelación, las partículas de cloruro de calcio dan los núcleos de condensación en torno a los que se forman las gotas de lluvia. Se ha intentado usar estas substancias en operaciones de siembra de nubes que minimizan el daño a las cosechas y a las edificaciones a raíz del granizo.

Chemtrails – Teóricos de la conspiración

Las Chemtrails o estelas químicas. Antes contemplábamos cielos limpios en todo nuestro país, ahora estamos acostumbrados a ver esas rayas en el cielo, estelas de condensación, las llaman Chemtrails.

Aviones que dejan estelas químicas de color blanco como las nubes, avionetas antilluvia que nos fumigan con yoduro de plata provocando un cambio climático, generando un cambio en el tiempo sobre nuestras cabezas.  ¿Realidad o ficción?

Chemtrails o Estelas Químicas

 

¿Qué son las Chemtrails y debería tener miedo de ellas?

El rastro de nubes que se elevan desde un avión que cruza el cielo puede ser fascinante tanto para los niños como para los adultos. El tráfico de motores a reacción se ha vuelto tan común que no es inusual ver varias rayas persistentes en los cielos de la tarde. Y aunque muchos piensan que estas bandas nubladas son hermosas contra un cielo azul brillante, otros están alarmados por su mera existencia. Algunas personas con preocupaciones creen que estos caminos nublados están exacerbando el calentamiento global, mientras que otros tienen teorías más elaboradas, incluyendo que los gobiernos están liberando secretamente sustancias dañinas en el aire y la tierra a través de los aviones.

Antes de entrar en las diversas teorías sobre los posibles efectos dañinos de estas estelas, discutamos primero la explicación científica de estas Chemtrails. Los motores a reacción expulsan aire muy caliente, y como el vapor de agua es también uno de los subproductos de los gases de escape, el aire también es muy húmedo. Sin embargo, en lo alto de la atmósfera donde estos chorros vuelan, el aire es típicamente muy frío, a menudo por debajo de -40 grados Fahrenheit (-40 grados Celsius). Además, la atmósfera a esa altura tiene baja presión de vapor, o la fuerza ejercida por un gas en el ambiente circundante.

Contrails o Estelas de Condensación

Cuando un motor a reacción emite aire caliente y húmedo a una atmósfera tan fría y con baja presión de vapor, el resultado es la condensación. El vapor de agua que sale del motor se condensa rápidamente en gotas de agua y luego cristaliza en hielo. Los cristales de hielo son las nubes que vemos que se forman detrás del motor. Es por eso que las rayas que vemos se llaman estelas,  abreviatura de “estelas de condensación”, en inglés Contrails. Para ayudar a explicarlo, los científicos lo comparan con ver tu aliento en días fríos. Usted puede haber notado que las bocanadas de aliento se disipan rápidamente en los días más secos. Lo mismo ocurre con las estelas: Cuando la atmósfera es más húmeda, las estelas permanecen más tiempo, pero cuando la atmósfera está seca, las estelas desaparecen más rápidamente. Las contraindicaciones pueden durar horas y cubrir grandes distancias.

Esta explicación tiene sentido. Pero, como escribió el autor y piloto de la aerolínea Patrick Smith, las estelas químicas o Chemtrails consisten no sólo de cristales de hielo y vapor de agua, sino también de otros subproductos del escape del motor, incluyendo dióxido de carbono, óxidos de nitrógeno, partículas de sulfato y hollín. Algunos señalan que estos, además de la nubosidad adicional, pueden tener efectos ambientales negativos. Y los teóricos de la conspiración han apodado “chemtrails” a las estelas químicas porque sospechan que los gobiernos están aprovechando este fenómeno científico para liberar secretamente otras sustancias a la atmósfera.